Pulso Azul

Tecnoadicción

Hace un año tuve la gran oportunidad de entrevistar en mi programa Pulso Azul a mi amigo el maestro doctor Armando Duarte autor de 2 interesantes libros “Construyendo Familias Fuertes” y “Padres Digitalmente Responsables”, donde el tema de la entrevista fue Tecnoadicción (https://www.youtube.com/watch?v=uRjUPG5ngds), recuerdo que en esa ocasión, y una vez que terminamos la entrevista, el Dr. Armado Duarte y yo nos encaminamos al estacionamiento donde se encontraban nuestros vehículos, y mientras lo hacíamos seguíamos charlando sobre el tema, tuve la sensación como si la entrevista aún no hubiera terminado, ya que el tema resulto muy interesante.

En ese momento me di cuenta que el Dr Duarte es una persona verdaderamente preocupada por los graves trastornos que causa en las relaciones humanas la adicción a las llamadas redes sociales, sobre todo en las relaciones intrafamiliares.

A partir de ese día me llamo mucho la atención el tema de la Tecnoadiccion, por lo que me di a la tarea de investigar aún más sobre el asunto, y he llegado a una conclusión, de que esto que está ocurriendo no es ninguna casualidad.

Actualmente el mundo real es un lugar triste y desolado, se han agrietado las relaciones en todos los niveles, y me doy cuenta de que nosotros, nuestras familias y nuestros hijos hemos sido “secuestrados”… y peor aún sin siquiera darnos cuenta. La presencia ubicua de la tecnología nos ha llevado a no estar atentos de lo que sucede en el mundo real, al mismo tiempo nos hemos acostumbrado tanto a ella que ya no podemos imaginar al mundo de otra manera.

Las redes sociales es un término que se acuña a mediados de los años 90s, y la primer red social en crearse, tal como las que tenemos hoy en día, fue sixdegrees.com y funcionaba creando comunidades las cuales permitían a los usuarios conectarse con otros usuarios por medio de una invitación, así de esa manera se comenzaban agrupar usuarios con gustos similares, su diseño era algo totalmente “primitivo” para lo que ahora conocemos, esta plataforma dejo de funcionar en el 2001.

La creación de la primera red social fue el inicio de una era de la comunicación digital con alcances verdaderamente inimaginables, fue un parteaguas en las comunicaciones virtuales, a partir de entonces cambio totalmente la manera de interactuar con las personas.

 

Sin embargo esto trae consigo algunos aspectos muy importantes que se deben de considerar cuando interactuamos en las redes sociales.

La universidad de Stanford se encuentra en las proximidades de Silicon Valley la cuna de las más grandes compañías líderes mundiales en innovación tecnológica, en esa universidad existe un laboratorio llamado Laboratorio de Tecnología Persuasiva, donde participan destacados investigadores que realizan todo tipo de ensayos con las App y las páginas Web con un único propósito, controlar lo que pensamos y lo que hacemos, y aquí viene lo interesante.

Como decía líneas arriba sixdegrees.com desapareció en el 2001 pero solo bastaron algunos meses para que se abriera la compuerta digital donde los usuarios comenzarían a disfrutar de las nuevas redes sociales, y por lo tanto también comenzó la lucha entre grandes empresas por obtener por mayor tiempo nuestra atención a través de conocer nuestros gustos y debilidades.

¿Quién dijo que todo en internet tenía que ser gratuito? ¡Nada más falso que esto!, nuestra actividad online, en cualquiera de sus formas, proporciona información importantísima misma que se llega a capitalizar segmentándola para después venderla a compradores, es decir, nosotros somos la mercancía.

Myspace, Facebook, Linkedin, Instagram, Youtube, Tik Tok, Netflix, Telegram, Whatsapp, son algunos ejemplos de compañías que han logrado su objetivo quedándose con nuestra información personal y confidencial, violando nuestros derechos de privacidad, no por nada han tenido demandas millonarias como el caso de Google que en este año tuvo demandas en la unión americana por arriba de $ 5,000 millones de dólares por violar la privacidad de sus usuarios al recolectar información de sobre lo que las personas vieron en línea y los sitios por los cuales navegaron. Facebook también ha estado en el banquillo de las demandas por abuso en la gestión de datos e información confidencial de sus usuarios.

Con los correos sucede lo mismo, no tienen costo pero tampoco no son gratuitos, pagamos con nuestra valiosísima información personal.

¿Podremos imaginarnos cuanto se puede lograr teniendo la información de millones de perfiles de usuarios?, cada instante que estamos pegados a nuestros dispositivos se traduce en información para estas empresas, y por otro lado cada segundo que no estemos en sus páginas web es tiempo que no pueden exhibir y vender los productos de sus anunciantes.

Maximizar el efecto adictivo es el objetivo más importante de los creadores de las plataformas digitales a través de trucos o mecanismos abusivos como las notificaciones auditivas y sonoras.

Existen otros claros ejemplos donde motivar y persuadir es la resultante buscada, en el ámbito social y político está perfectamente demostrado que las redes participan de una forma importante para dirigir las tendencias. En una ocasión Trump manifestó que su triunfo en las elecciones de debió a las redes sociales y comentó que las redes sociales son más poderosas que el dinero en campaña, basta con recordar el escándalo de Cambridge Analytica.

Pero no todo es malo, las ventajas y beneficios que traen consigo el uso de la comunicación tecnológica son muchos como para desecharlos, lo que tenemos que hacer es prepararnos para saber qué es lo que se pretende que hagamos, que pensemos o actuemos, pero no debemos de comportarnos como ingenuos usuarios.
Recuperar el control de nuestras vidas y aprovechar los beneficios de la tecnología sin ser ingenuos cayendo en la trampa de vivir la vida que otros quieren que vivamos.

El uso de la manipulación y el hackeo de nuestra atención recién están comenzando.

Hugo Zanella.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba