Pulso Azul

PACHAMAMA

Pachamama está enferma, grita la oyen pero no la escuchan, le duele todo, le duelen los ojos, su boca, su corazón y hasta el cabello Pachamama está enferma, grita la oyen pero no la escuchan, sus venas antes azules y llenas de vida ahora son de carrizo y amarillas, su cabellera otrora abundante ahora escasa y reseca.

Pachamama está enferma, grita la oyen pero no la escuchan, sus ubicuos ojos aún mantienen vivo el brillo de la esperanza sanadora.

Pachamama siempre ha sido buena y generosa con sus hijos, pero ellos ignorantes e indolentes y la lastiman aún más, ella siempre nos ha cobijado con cariño, por las mañanas nos despierta con el susurro de viento matinal…y por la noche los cobija con sueños… ¿que habrá hecho una madre para tener desprecio por admiración?, Pachamama te quiero vestida de olores, con senos inagotables, te quiero verte dormir con las estrella por compañía y despertar con el sol columpiándose en las montañas, quiero hacerte sentir todos los días el amor y agradecimiento.

Pachamama está enferma, grita la oyen pero no la escuchan, ¡oh madre de generoso vientre! nutres, proteges y sustentas a tus hijos, ¿porque tendrías tú que merecer esto de nosotros?
Pachamama está enferma, agoniza lo sé, su aliento ahora es pestilente y toxico, su corazón aunque vivo se muestra arrítmico, su cuerpo aún completo convulsiona y vomita sangre de lava, su piel se gasta se erosiona se desquebraja hasta los huesos.

Pachamama está enferma, grita la oyen pero no la escuchan y su dolor aumenta, irónicamente a quien más amas más te ha dañado a quien más le ha dado más te ha ignorado apachetas cubran caminos como inciensos de exquisito aroma para recordar a los caminantes el pacto eterno entre lo mortal y la inmortalidad, entre Pachamama y sus hijos, quiero seguir viendo manantiales y ríos, porque en ellos veré tu salud y tu ímpetu y tu vigor como si de tu sangre se tratara.

Pachamama aún puedo verte sentirte para saludarte agradecido cada mañana, eres generadora bendita de vida, símbolo de fecundidad, tus manos presentes en el viento son fuerza creativa, en tu humedad hay bendición, incluso en tus lagrimas también hay bendición… la creación se regocija a tu amparo, sé que mantienes la esperanza de ser apreciada, solo eso, lo sé de cierto.

Tu piel erosionada por la inconciencia te deja lastimada, sensible, sangrando y me duele… aun agobiada te pido resistir, ¡Pachamama no mueras!.

Pachamama tus hijos no te dejaran morir, de ser así yo moriría contigo, eres amor de tres piedras, y pido a Dios que cuando mi hora haya llegado recibas mi inerte cuerpo como una madre recibe en su regazo a su hijo, y tal vez sea la forma de darte tributo… !Volver nuevamente a tu vientre mi amada Pachamama¡.

Hugo Alejandro Zanella Pulso Azul
Escribe tus comentarios al (462) 255 01 01 enviando Whatsapp,Telegram o MSM.
También síguenos en nuestras redes sociales.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba