Pulso Azul

El AGUA; el Apocalipsis. (Tercera y última parte).

“Año 2050; La tierra está en guerra, países que en tiempos pasados habían sido beneficiados por las aguas de los ríos ahora están involucrados en conflictos bélicos derivados de la imperiosa necesidad por tener el dominio de dichos ríos ya que el agua escasea, y quedan pocas cantidades en lánguidos ríos y moribundos lagos.

En la guerra por el dominio del rio Nilo están involucrados países como Uganga, Egipto, Kenia, Burundi, Ruanda, República Democrática del Congo, Sudan, Etiopia, Tanzania y Sudan del Sur; por el rio Colorado Estados Unidos y México.

Países contra países, ciudades contra ciudades, en las calles la gente se agrede por alcanzar un balde de agua de los camiones de abastecimiento que el gobierno proporciona… niños, ancianos, mujeres se arremolinan en torno de aquellos pozos que aún conservan el vital líquido,  el campo está en la mayor crisis que la humanidad haya experimentado jamás, la ganadería está en quiebra ya que miles de animales mueren diariamente por falta del líquido, y de la agricultura ni pensarlo, los desiertos avanzan implacables devorando hectáreas y las ciudades se vuelven caóticas, miles de animales forman parte de las estadísticas de especies extintas, y el numero sigue en aumento, peces, aves, reptiles, mamíferos no hay distinción su futuro es la desaparición.

Los campesinos ya no se arriesgan con cultivos de temporal ya que no pueden depender del comportamiento de las lluvias ni de la capacidad del suelo para captar el agua y conservar la humedad, el cambio climático a su vez ha alterado las estaciones del año y las lluvias han cambiado.

Los científicos y sus laboratorios tienen la apremiante tarea de encontrar la solución de potabilizar el agua de los océanos  pero se encuentran con otro gran problema, su acidificación, esto es que a causa del dióxido de carbono producido por los seres vivos en forma de gas éstos son absorbidos por los océanos reduciendo considerablemente el pH, un mínimo cambio en el pH de los océanos puede suponer más aun grandes catástrofes medioambientalistas en todo el ecosistema marítimo y terrestre.

Gran parte de la población espera desesperadamente la lluvia y tienen ha colocado en sus patios y azoteas baldes, barriles, botes todo lo que pueda acaparar todo lo posible mientras llueva.

El cambio climático, el aumento de la población y el DESPERDICIO DE AGUA es lo que nos ha llevado a que vivamos así el año 2050.”

¿Utopía?, ¿Ciencia Ficción?, ¿Novela?, ¡NO!, ¡esta es la realidad próxima, y hacia allá nos encaminamos!  ¿Pero el problema es el agua? No, el problema no es el agua, en un estricto sentido el problema somos nosotros mismos.

La ONU en su último informe sobre el desarrollo de los recursos hídricos afirmaba que en estos momentos se estima que existen 3, 600, 000,000 de personas en el mundo siendo casi la mitad de la población mundial (actualmente somos 7, 761, 000,000) que viven en riesgo de padecer escasez de agua. Para el 2050, esa población de riesgo podría llegar a los 5,700 millones.

Habrá quien piense que los avances tecnológicos ayudaran a reciclar y potabilizar el agua, tal vez también a desalinizar el agua salada del planeta, estas alternativas (si se logran) ayudaran en muy poco al desabasto del agua. Aquí lo que verdaderamente vale es la CONCIENCIA de cuidar el agua.

Para darle un dato, hace algunos  años en algunas partes de la república mexicana era posible extraer agua potable excavando un pozo manualmente (pico y pala)  ya que se podría encontrar agua a unos 8 o 10 metros de profundidad, hoy en día encontrar pozos a esa profundidad o menos de 30 metros corremos el riesgo de que el agua esté contaminada, por lo que ahora se hace a mayor profundidad y con equipo especial, pudiendo llegar a tener una profundidad de hasta 200 metros.

Una cosa es verdad, el agua no desaparece, no se destruye, no se esfuma, no se escapa de la atmósfera y se va a otro planeta… el agua siempre permanece en la tierra, solo que contaminada, desperdiciada, ensuciada, desaprovechada, el agua es indestructible y a la vez poderosa, pero muy susceptible a que por la mano del hombre sea mal aprovechada y despreciada.

El agua se hace cada vez más inaccesible y menos consumible, pero siempre hay que recordar que el agua es el eslabón más importante de la vida.

Una vez en una entrevista, hace más de medio siglo el ex presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy  dijo: “Cuando alguien sea capaz de resolver los problemas del agua, su escasez y su aprovechamiento, sin duda alguna será merecedor de dos premios Nobel… Uno por la ciencia y otro por la paz”.

Hugo Zanella.

(Manda tus comentarios vía Whatsapp al 462 255 01 01)

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba